Fiscalidad 40/30 Contestación a la Excma. Sra. Ministra Hacienda a su escrito sobre la Ley 26/2014

Excelentísima Sra. Ministra de Hacienda.

Nuevamente, nos ponemos en contacto con Usted, con motivo de contestarle  al escrito que el Director Adjunto de su  Gabinete (D. César Veloso)  nos ha dirigido amablemente sobre el asunto de referencia, en contestación al enviado por el Presidente de Confedetel el pasado 123 del presente mes, sobre el asunto de referencia (que a su vez reiteraba nuestro escrito del 22 de febrero del 2020).

El contenido de la respuesta  recibida por correo electrónico de parte de su Director de Gabinete (Sr. Veloso), reproducimos a continuación:

Estimado Sr. Presidente Confedetel (20190629@12:04)

» Me dirijo a Vd. en respuesta al correo que remitió a la Ministra de Hacienda el pasado 22 de febrero, reiterado el 23 de junio, en el que planteaba, en nombre de la Confederación Estatal de Asociaciones y Federaciones de Prejubilados y Jubilados de Telefónica, el perjuicio causado por la retroactividad de la Ley 26/2014.

 Antes de nada, deseo trasladarle mis disculpas por el retraso en responder a su carta, que espero entienda por las excepcionales circunstancias que hemos atravesado.

 Para contestarle con la mayor precisión, hemos solicitado a la Secretaría de Estado de Hacienda que nos informe sobre la situación descrita, indicando en su escrito que la reducción del porcentaje del 40 al 30% a partir del 1 de enero de 2015 no genera ninguna situación injusta, puesto que a partir de esa misma fecha los tipos de gravamen del impuesto también se redujeron. 

Es decir, parece lógico que un mecanismo que permite mitigar el exceso de progresividad que resultaría de aplicar la tarifa del impuesto a la totalidad de los rendimientos, reduzca también el porcentaje de reducción al rebajarse los tipos de la tarifa, puesto que el exceso de progresividad que hay que corregir es ahora menor. 

Debe tenerse en cuenta que las indemnizaciones por despido son las únicas que pueden aplicarse una reducción por irregularidad, a pesar de que se reciben en varios ejercicios y que esto supone una reducción adicional de progresividad. Por el contrario, para el resto de rendimientos del trabajo generados en un período superior a dos años, como premios de jubilación, antigüedad, bonus, etc, se exige ser percibidos en un único ejercicio para poder beneficiarse de la reducción. 

En consecuencia, la regulación actual respeta el tratamiento fiscal de la exención, a la que no se le aplica la nueva limitación de 180.000 euros en la cuantía máxima exenta, así como las condiciones de acceso a la reducción, en cuanto a la posibilidad de fraccionar y no considerar otros rendimientos irregulares que se hayan percibido en los cinco ejercicios anteriores. 

Ahora bien, el resto de elementos del impuesto, como el porcentaje de reducción por irregularidad, los gastos deducibles, las reducciones en la base liquidable, la tarifa o las deducciones en la cuota, son los mismos que para el resto de contribuyentes, puesto que de otra manera no se respetaría los principios de igualdad y generalidad que han de presidir el impuesto. 

En la confianza en que estas explicaciones hayan podido despejar sus sensaciones de injusticia, le agradezco en nombre de la Ministra la confianza que demuestra al hacerle partícipe de sus reflexiones e inquietudes.

 Atentamente le saluda  César Veloso Palma- Director Adjunto del Gabinete de la Ministra»

  

Ante esta respuesta   repleta de evasivas y con medias verdades, el Presidente de Confedetel   ha procedido a dar respuesta al mismo a través de un  nuevo escrito fechado el pasado 3 de julio (ver anexo), acompañado de un amplio dossier de  documentos relacionados con el asunto  y para mayor aclaración de los hechos (Escrito del Mº Hacienda 2016, Consulta Vinculante de Telefónica del 2011, Trámites en el Senado 2016-17, Informe de un Asesor fiscal, etc.).

A la espera de sus noticias, le saludo atentamente.

    F.Blanes       

   Presidente de Confedetel